Envy se encuentra en Santa Ponça, una tranquila zona de vacaciones en el suroeste de Mallorca, ubicada a escasos 15 minutos de Palma.  La vivienda se inspira en el estilo característico del arquitecto Jaime Salvá, de Jaime Salvá Arquitectura & Interiorismo, por su estructura horizontal y su inmersión arquitectónica en el paisaje natural.

El diseño llama especialmente la atención por su exterior de hormigón visto, un material industrial que une su funcionalidad estructural con la estética de acabado final. El arquitecto Jaime Salvá llevaba tiempo queriendo utilizarlo en alguno de sus diseños, pero ningún promotor se había atrevido a utilizar por su complejidad, hasta que recibió el encargo de Patrick Hansmeier de Sophisticated Projects.

Las referencias iniciales de Hansmeier y las suyas coincidían plenamente y la primera propuesta que le presentó ha terminado siendo la definitiva, con muy pequeñas variaciones en su resultado final. El proyecto ha salido muy rentable en cuanto a plazos, ya que se aprobó a la primera y esto redujo los plazos de la fase de diseño. La obra ha tardado menos de un año en ejecutarse.

En el momento de diseñar, lo primero que hizo Jaime Salvá fue imaginar el exterior utilizando el hormigón y pensar en cómo solucionar los posibles desafíos. El reto era conseguir una vivienda que no perdiera la calidez que se busca en los diseños de viviendas, dado que el hormigón es un material que puede transmitir cierta frialdad y que, si no se ejecuta correctamente, puede ser imperfecto en su acabado.

Con esta finalidad, el arquitecto abrió la planta baja y conectó el interior con el exterior para convertirla en una sala de estar agradable con vistas a la piscina. Unas lamas de madera se han colocado estratégicamente también en los laterales para conseguir este deseado efecto. Por otro lado, Salvá diseñó un comedor y cocina exterior que están separadas por ventanas correderas que se esconden tras el espesor del muro de fachada, para cuando corre un poco de aire y las estaciones menos cálidas. La cocina es de madera laminada. Gracias al aislamiento térmico que ofrece, la vivienda no es calurosa.

El hormigón es un material industrial que tiene muy buen mantenimiento, sin embargo, requiere de una definición muy grande, puesto que la estructura es el acabado final que no se puede apenas modificar. Las complejidades se presentan en el proceso de ejecución en relación con el color, textura y juntas, y por ello, para trabajarlo, se requiere de un equipo profesional cualificado. En este caso, la dirección de ejecución material de Iñaki Fernández de Coco Ingenieros, y la constructora de Iván Cazorla, Building More, han realizado un gran trabajo para definir los detalles constructivos.

El estilo de Envy es mediterráneo contemporáneo, tratando de ser atemporal, utilizando materiales nobles naturales y tonos neutros que son fáciles de combinar con el arte y el mobiliario. La forma de la vivienda se adapta a la función, ya que parte de la distribución adecuada para conseguir las mejores vistas y circulaciones.

Envy se emplaza en la parcela buscando las vistas y la orientación sur, y a su vez, la forma de L de su diseño, encierra el espacio exterior de la vivienda para hacerlo más acogedor y cubrirse de las vistas con los vecinos. Se ha conseguido que desde el interior de la vivienda se obtengan las mejores vistas. Las formas geométricas que generan estos espacios son simples e icónicas por sí mismas.

En la vivienda se ha trabajado el diseño interior, llevado a cabo por Marga Comas. El arte ha sido meticulosamente seleccionado por Gallery Red. Se pueden apreciar obras de artistas como Sepideh Ilsley, Andrea Torres Balaguer o Evelyne Brader-Frank (se adjunta PDF como referencia).

Todas las fotografías del proyecto son del fotógrafo Tomeu Canyellas.