1estadioPROYECTO: Nuevo estadio del Atlético de Madrid
ARQUITECTO: Cruz y Ortiz Arquitectos
CIUDAD: Madrid
TIPOLOGÍA: Deporte

 

Mímesis y movimiento para adaptar el estadio colchonero

La intervención de Cruz y Ortiz sobre el estadio actual consiste en completar las zonas desocupadas del estadio existente mediante la construcción de tres nuevos graderíos sobre el cuenco ajardinado.

El punto de partida para la ampliación del actual Estadio de la Peineta por parte de Cruz y Ortiz arquitectos, ha sido proyectar un estadio de fútbol, con una capacidad aproximada de 70.000 espectadores que pueda ser transformado en estadio de atletismo con capacidad para 60.000 espectadores en el caso de que la ciudad de Madrid sea elegida para albergar unos juegos olímpicos.

La ampliación del actual estadio plantea una serie de condiciones muy específicas en cuanto a requerimientos técnicos, tales como: las recomendaciones de UEFA y FIFA en cuanto a usos, condiciones de seguridad en caso de evacuación, condiciones de óptima visibilidad, y necesidades derivadas del espectáculo que genera la celebración de partidos de fútbol, donde el espectador desea buena visibilidad y cercanía con el campo y sus jugadores. Además de estar dotado con todos los servicios necesarios, el estadio debe alcanzar una imagen que se identifique con la del Atlético de Madrid.

La intervención sobre el estadio actual para adaptarlo a estadio de fútbol, consiste en completar las zonas desocupadas del estadio existente mediante la construcción de tres nuevos graderíos sobre el cuenco actualmente ajardinado:

– un graderío bajo formado por 28 gradas en los fondos y en las zonas de preferencia y el oeste, con capacidad para 23.000 espectadores.

– un graderío de 13 gradas destinado a Vips con acceso desde la cota 0.00 m. y capacidad para 14.000 espectadores.

– y por último, un graderío alto apoyado sobre un edificio perimetral de 32 gradas, que junto con el graderío actual de la peineta dan en total una capacidad para 30.200 espectadores, donde se sitúan los accesos de público, palcos Vips y servicios complementarios (aseos bares, etc).

– Se prevé además la construcción de una crujía continua, volada de la zona inferior del graderío alto, con 94 palcos con un total aproximado de 1.500 espectadores. Así como cabinas para prensa situadas en los palcos actuales de la Peineta para un total de 150 comentaristas.

El nuevo campo de fútbol, se construirá bajando la cota actual del campo, de manera que permita acercar los espectadores al terreno de juego sin perturbar las condiciones de visibilidad. Sobre el estadio actual,  dada su representatividad, se ubicarán los usos más importantes del estadio, como el Área de jugadores, Presidencia, Vip’s y Prensa.

23
AxonometríaVoladizo

En la zona de la ampliación, además de prever los necesarios espacios de servicios al espectador, como bares, aseos, tiendas, etc, se ha previsto la construcción de dos plantas subterráneas, la primera de ellas para atender a las necesidades del graderío bajo y aparcamiento, y la segunda destinada en su totalidad a aparcamientos.

Esta moderada intervención, cuya apariencia exterior se mimetiza con el estadio actual -la nueva fachada utiliza los mismos huecos – pretende acompañar la imagen exterior ya consolidada de la Peineta.

Una cubierta ligera, que protege a los espectadores del estadio, se asienta sobre el conjunto de graderíos como si de un gran manto se tratara, adaptándose a las diversas situaciones, y dotando de unidad a la intervención. Su diseño se incluye dentro de la tipología de las estructuras tensadas.

4La estructura principal de la cubierta está formada por un doble anillo de compresión exterior de acero, y un doble anillo interior de tracción, y dos grupos de cables radiales. La malla así formada se cubre mediante membranas tensadas sobre el cuadrilátero alabeado formado por un cable superior y otro inferior correspondientes a ménsulas consecutivas. La luz de la cubierta (la distancia entre los anillos de compresión y tracción) es de aproximadamente 57.00 m.

El que ambos anillos sean dobles, permite dividir en dos la altura necesaria de la cubierta.

A partir del anillo de compresión se generan unos voladizos cubiertos por membranas tensadas que alcanzan el perímetro exterior de La Peineta y se prolongan alrededor de todo el estadio. Su forma ondulante y su altura variable generan un cierto movimiento para  adaptarse a las necesidades del edificio. La cara inferior será de color rojo, (color que identifica al Atlético de Madrid) y tanto la visión como la ocultación de ese color rojo a lo largo del perímetro será importante en la definición final de la imagen del estadio.