01

Mestura Arquitectos surge en el 2005 sobre la base de un equipo de trabajo con trayectoria común en el estudio Humbert Costas / Manuel Gómez, arquitectos con una dilatada trayectoria profesional.

Mestura cuyo significado en catalán y gallego es “mezcla”, une perfiles de diversa generación, origen, formación e inquietudes profesionales. En su extensa producción -en la que destaca su contribución al ámbito dotacional, sanitario y educativo-  subyace una preocupación por la permanencia del objeto arquitectónico en el tiempo.

 

“Nos preocupa y sobremanera la permanencia del objeto arquitectónico en el tiempo”

 

¿Qué os llevó a ser arquitectos?
Cada uno de nosotros posee su argumentario a una cuestión que por razones obvias se remonta al planteamiento hecho al inicio de nuestros respectivos  estudios universitarios. El dilatado trabajo colectivo sin embargo ha renovado y fortalecido a lo largo del tiempo una motivación que hemos ido descubriendo era común en todos, participar en una disciplina que sobre la base de su especificidad, interactuase junto  a otros  ámbitos profesionales, social, artístico, cultural, antropológico, técnico, urbanístico, etc. La arquitectura es un viaje desde la tradición artística hasta la construcción del entorno.

Desde 1980 Humbert Costas y Manuel Gómez comparten despacho profesional, al que se incorpora en 1984 Josep Maria Estapé y en el 2000 se unen al estudio Jaime Blanco y Carlos Duran. ¿Cómo ha sido la evolución del despacho?
El trabajo en equipo de Humbert Costas y Manuel Gómez se inicia a principios de los ochenta, la época del nuevo impulso democrático del país. Una reformulación arquitectónica en la puesta al día de tantos equipamientos existentes está en marcha, y los arquitectos estamos llamados a participar de forma activa en ese proceso de mejora, puesta al día y visión de futuro. Josep Maria Estapé es el colaborador necesario e imprescindible en todos esos años. A nuestra  labor profesional se añade la labor académica en el curso de Proyectos II en la ETSAB. Humbert Costas desde finales de los setenta y Manuel Gómez desde mediados de los ochenta. Muchos estudiantes y jóvenes arquitectos van colaborando en el estudio. Jaime Blanco y Carlos Duran sobresalen por su entusiasmo, capacidad de trabajo, adaptación al modelo de estudio y dotes para la gestión de todo el proceso de proyecto y construcción. Su incorporación se produce a principios del milenio, en plena efervescencia de un sector que todos entendíamos inagotable.

 

02 03 04
IE 2L “La Mitjana” (Lleida) Centro Internacional de Alto Rendimiento de Vela de Cataluña (Barcelona) Alojamientos universitarios Pius Font i Quer, Parque Mediterráneo de la Tecnología en Castelldefels (Barcelona)

¿Qué os llevo en 2005 a refundar el despacho como Mestura Arquitectes?
Es la evolución natural del estudio debido a un crecimiento sostenido. Los cinco socios fundadores de Mestura Arquitectos creemos oportuno acometer el futuro profesional de forma abierta y pluridisciplinar, como grupo orientado a dar respuesta a los nuevos requerimientos que los nuevos tiempos culturales y económicos solicitan. Sin menoscabo de la acción proyectual  en cierto sentido artesanal  que practicamos y seguimos defendiendo, Mestura Arquitectos toma impulso para recolocarse en  un espacio profesional diferente como muchos otros grupos empresariales llevan a cabo, dejando atrás estructuras personalizadas que fueron apropiadas en su tiempo pero que tal vez no serian del todo oportunas para la nueva escalas, la complejidad y diversidad de los nuevos proyectos. La palabra que nos identifica, Mestura, cuyo significado en lengua catalana y gallega es “mezcla”, apunta precisamente a la necesidad de adaptarse a esta complejidad y diversidad. La fórmula consiste en la unión de perfiles de diversa generación, origen, formación e inquietudes profesionales cuya puesta en común entendemos puede enriquecer la práctica proyectual.

¿Además de vuestro compromiso con la contemporaneidad y la colaboración con otras disciplinas, qué caracteriza vuestra manera de trabajar en Mestura Arquitectos?
Aun sin tenerlo escrito es probable que tengamos un modus operandi por llamarlo así, que a modo  de atmosfera proyectual recorre  los temas desde sus inicios hasta la entrega final. Nos preocupa y sobremanera la permanencia del objeto arquitectónico en el tiempo. Por decirlo de otro modo, una vez transcurridos unos años, -por supuesto  más de diez y más de veinte-, que pueda entenderse nuestra arquitectura como vigente, como heredera de una tradición objetual conectada a la tradición y al lugar, que se contemple como una pieza más de un puzle necesario para la convivencia y el bienestar de los usuarios. No disponemos de apriorismos estilísticos. Cada lugar donde construir es un lugar por completar.

 

“A las premisas iniciales definidas en programas, nuestro grupo ejercita un intercambio de propuestas a los usuarios en base a conocimientos previos, innovación y estudio”

 

A lo largo de los años y de diferentes tipos de proyectos, ¿qué objetivos habéis buscado en cada uno de los trabajos y que consideráis serian vuestros valores arquitectónicos?
No pretendemos al inicio de los proyectos  conseguir  determinados objetivos a priori. Cada tema, cada lugar, cada usuario, representa una aventura en sí misma que se anuncia con mayor o menor intensidad, pero que como toda buena aventura, es al final del viaje cuando puede hacerse el balance.

El compromiso de todo trabajo es trazar al inicio una especie de red que recorra todos los momentos proyectuales, a modo de un ser vivo que procesa información compleja, pero que al mismo tiempo, añade la percepción, el aprendizaje continuado y la participación en un proceso cognitivo que gestionara nuevos valores surgidos del propio proceso y atendiendo a la voz y criterio de todos los agentes.

Habéis trabajado especialmente en el ámbito dotacional, sanitario y educativo. ¿Qué retos supone enfrentarse a proyectos como estos en los que el usuario hace un uso tan intensivo de los equipamientos?
Los usuarios  sin duda son los protagonistas primordiales en todo proceso arquitectónico. Resolver de forma adecuada los modos de convivencia pedidos es condición necesaria. La condición suficiente, la que aporta valor especifico al usuario en relación al espacio que se constituye,  surge de la proposición continuada que como arquitectos añadimos a la especificidad de estos equipamientos colectivos. A las premisas iniciales definidas como programas, en ocasiones en documentos sin determinación espacial alguna, nuestro grupo ejercita  un intercambio de propuestas a los usuarios en base a conocimientos anteriores y a la innovación y estudio que hacemos de estas tipologías. Los tres ámbitos que se citan son sectores en continua evolución y es nuestro objetivo el seguimiento y proposición de nuevas tendencias sustentadas en arquitecturas racionales, objetivas y adaptadas a las condiciones sociales y económicas de nuestro tiempo.
 
En el ámbito residencial también tenéis una amplia producción. ¿Qué innovaciones habría que introducir en el sector residencial para adaptar las viviendas a las nuevas formas de vivir de la sociedad?
Existe la sensación que el parque inmobiliario esta cuasi completado si hacemos caso a los desmanes que dicen los expertos económicos se han producido en los últimos tiempos. Sin embargo nuevos modos del hábitat son imprescindibles para dar respuesta a otros modos de convivencia que se suceden continuamente. Es necesaria por tanto  la experimentación en el proyecto,  en la construcción, en los modos de inserción en la ciudad y el territorio, actuando por supuesto sobre la ciudad construida. Los usuarios  sin duda son los protagonistas primordiales en todo proceso arquitectónico. Resolver de forma adecuada los modos de convivencia pedidos es condición necesaria. La condición suficiente, la que aporta valor especifico al usuario en relación al espacio que se constituye,  surge de la proposición continuada que como arquitectos añadimos a la especificidad de estos equipamientos colectivos. A las premisas iniciales definidas como programas, en ocasiones en documentos sin determinación espacial alguna, nuestro grupo ejercita  un intercambio de propuestas a los usuarios en base a conocimientos anteriores y a la innovación y estudio que hacemos de estas tipologías. Los tres ámbitos que se citan son sectores en continua evolución y es nuestro objetivo el seguimiento y proposición de nuevas tendencias sustentadas en arquitecturas racionales, objetivas y adaptadas a las condiciones sociales y económicas de nuestro tiempo.

En el ámbito residencial también tenéis una amplia producción. ¿Qué innovaciones habría que introducir en el sector residencial para adaptar las viviendas a las nuevas formas de vivir de la sociedad? Existe la sensación que el parque inmobiliario esta cuasi completado si hacemos caso a los desmanes que dicen los expertos económicos se han producido en los últimos tiempos. Sin embargo nuevos modos del hábitat son imprescindibles para dar respuesta a otros modos de convivencia que se suceden continuamente. Es necesaria por tanto  la experimentación en el proyecto,  en la construcción, en los modos de inserción en la ciudad y el territorio, actuando por supuesto sobre la ciudad construida.

 05En un contexto como el actual, ¿creéis que sectores como la rehabilitación y el retail/comercial serán claves para el colectivo en nuestro país?
Nuestro estudio ha realizado numerosos ejemplos para la rehabilitación. Hemos reconvertido complejos fabriles obsoletos en centros educacionales, antiguas tipologías hospitalarias en modernos centros sanitarios, estructuras docentes construidas con pocos medios en modernas instalaciones para la enseñanza, , etc.,. Defendemos por tanto que la arquitectura obsoleta con valor patrimonial, pueda renovarse y volver al circuito productivo.

En el despacho también habéis dado el salto internacional con concursos y premios. ¿Cuál es la clave para exportar el know-how constructivo de todos estos años a una escala internacional?
Desde hace algunos años hemos desarrollado algunas experiencias internacionales. Hemos participado en misiones empresariales en varios países, Brasil, India, Portugal, redactado concursos en el ámbito europeo y proyectos y estudios urbanísticos en Sudamérica, hemos construido  un equipamiento sanitario en el Magreb, y también hemos tenido la suerte de conseguir premios internacionales. Es un conocimiento por supuesto parcial pero es el nuestro. Podríamos decir que debido a la tendencia económica y empresarial de estos tiempos hace falta estructuras profesionales especializadas y disponer de cierta escala para competir internacionalmente. El conocimiento lo tenemos.

¿Hacia dónde creéis  que se dirige a medio y largo plazo la arquitectura?
Pareciera conveniente no dejar de lado ciertos objetivos que a modo de retos debería proponer la buena arquitectura. Hacer perceptible a la sociedad, de un modo más didáctico, que la arquitectura y el espacio urbano son los escenarios imprescindibles para la convivencia. Un compromiso veraz por parte de legisladores y técnicos por comportamientos de ecoeficiencia en el consumo energético de edificios e infraestructuras. Un uso racional del suelo. Una mayor sintonía entre industria de la construcción y diseño. Hacer visible la participación y proposición continuada que ejercemos los arquitectos en los foros de decisión políticos y económicos.

 

Fotografías: Pedro Pegenaute / Andrés Fraga