01llongueras

El estudio Llongueras Clotet Arquitectes liderado por Joan Llongueras y Rosa Clotet -ambos arquitectos por la ETSAB- se funda en 1985. En sus inicios, trabajaron para la Administración Pública sobre todo dentro del área de Sanidad en el Gobierno local, en espacios públicos en el Ayuntamiento de Barcelona y en viviendas unifamiliares y plurifamiliares de clientes privados.

Actualmente, los trabajos en la arquitectura son diversificados: urbanización de espacios urbanos, arquitectura docente, rehabilitación de edificios, construcciones efímeras, viviendas unifamiliares y plurifamiliares, interiorismo de restaurantes y oficinas,… También en los últimos años han desarrollado diferentes proyectos especializados en el ámbito sanitario, desde ampliaciones de hospital como en el Sant Joan de Deu a un nuevo CAP como el de Badalona, un Centro de Alta Resolución de Especialidades en Córdoba o un Centro para la Esclerosis Múltiple o un Centro de Diálisis en Terrassa; entre otros. Colaboradores del despacho: Bea Sanchez, Maria Llongueras, Rafael Delgado y Laura Romàn.

 

“Siempre existe para nosotros una premisa independiente al tamaño e importancia de la obra: el lugar”

 

¿Qué fue lo que os hizo querer ser arquitectos?
Varias razones. Por un lado una tradición familiar desde el abuelo (Jaume Mestres Fosas) a tíos y primos, y por el otro la necesidad de construir y expresar nuestra creatividad.
Siempre nos ha gustado la construcción y poder llevar a cabo pensamientos a través de la arquitectura.
En definitiva, una carrera que te permite maridar creación y tecnología.

De vuestra época de estudiantes en la ETSAB ¿qué es lo que más habéis agradecido posteriormente al desarrollar vuestra actividad profesional?
En la ETSAB vivimos dos épocas muy distintas. Por un lado, una etapa con grandes movimientos estudiantiles, la escuela cerrada y grandes manifestaciones. Por el contrario fue una época muy activa con grandes iniciativas estudiantiles y de profesorado, que nos permitía participar en clases de arquitectos como Rafael Moneo, Carvajal, Oriol Bohigas, Ignasi de Solà Morales, etc,…
Posteriormente vivimos un cambio importante con la entrada en la dirección de la escuela de Oriol Bohigas, convirtiéndola en una escuela de referencia en Europa.
De esa época destacaríamos haber adquirido un amor por la esencia de la arquitectura, por su relación con la sociedad, y un orgullo por el trabajo bien hecho.

02llong 03llong
Centro Esclerosis Múltiple de Catalunya en el Hospital Vall Hebrón (Barcelona) Centro Asistencia Primaria, Badalona (Barcelona)

En vuestros inicios habéis desempeñado vuestra actividad incluso dentro de la administración pública, tanto en el ayuntamiento como en la Generalitat. En un contexto tan diferente como el de hoy en día, ¿qué iniciativas consideráis que la administración debería llevar a cabo para intervenir en un contexto de recesión en la ciudad y en sus edificios?
Creemos que la Administración ante todo debe creer y apostar por la buena arquitectura, valorándola y potenciándola, consiguiendo que los concursos tengan una importancia decisiva en cuanto a su calidad por encima de la cantidad (bajas económicas). La Administración tiene un papel importantísimo en la recuperación de la arquitectura en la ciudad, apostando con una buena y racional planificación, acompañada de una arquitectura confortable para el usuario al mismo tiempo que sostenible y perdurable al paso del tiempo.
Creemos que la Administración debería llevar a cabo una eficiente divulgación de la buena arquitectura que posee en su patrimonio. Durante estos últimos años en nuestro país se ha construido una numerosa y buena arquitectura totalmente exportable.
 
Intervenís tanto en espacios urbanos, como en viviendas, edificios sanitarios, oficinas, restaurantes, interiorismo y otros campos. Pero ¿qué valores se mantienen en vuestros trabajos independientemente del paso del tiempo, y las diferentes escalas y tipologías?
Siempre existe para nosotros una premisa independiente al tamaño e importancia de la obra.
El valor de la obra reside en el lugar donde va destinada la edificación en cuestión. Respetamos su entorno y situamos la construcción relacionada con los referentes que la colindan.
Existe para nosotros un compromiso subyacente en la implantación del edificio como ente abstracto en un entorno y su compromiso urbano o de paisaje.
En cuanto al tratamiento de espacios, valores como la generosidad espacial, la fluidez de espacios, la comunicación entre ellos, o el tratamiento de la luz, subsisten por encima de encontrarse inmerso en una obra de grandes dimensiones o pequeña.
Al fin y al cabo, el concepto de diseñar engloba todos los campos de la arquitectura. Desde el diseño de un cenicero al edificio más complejo. Solo la experiencia y dedicación imprime valor a cada uno de ellos.
En estrecha relación a estos conceptos se encuentra el usuario, cliente o promotor siempre presente e indispensable en este proceso de creación.

 

“Valores como la generosidad espacial, la fluidez de espacios, la comunicación entre ellos, o el tratamiento de la luz, subsisten por encima de encontrarse inmerso en una obra de grandes dimensiones o pequeña.”

 

A la hora de abordar un nuevo proyecto, ¿cómo lográis el equilibrio entre las necesidades del cliente, el presupuesto y ese porcentaje de imaginación necesario para ofrecer siempre un poco más de lo que se pide?
¡Todo debe hervir en un mismo cuenco! ¡Y a la vez!
El proceso empieza escuchando atentamente al cliente. Tanto sus necesidades como el presupuesto del que dispone.
Tomar buena nota de lo bueno y lo malo del lugar, sea solar o edificio, es otro ingrediente imprescindible.
Captar lo que sobra y añadir lo que falta.
Luego, interpretar, ordenar y proponer, aunando principios como el confort y el bienestar del usuario final.
El resultado es una idea potente.
El desarrollo del proyecto implica elaborar soluciones estructurales, constructivas y de propuestas de materiales que nunca olviden el factor presupuestario.
Sí que es cierto que aquí se necesita mucha imaginación para proponer nuevos materiales o simplemente aplicaciones insólitas de los mismos que convivan con precios asequibles.
 
En los últimos años habéis desarrollado diferentes proyectos en el ámbito sanitario, desde ampliaciones de hospital a un nuevo CAP. ¿Qué retos supone enfrentarse a proyectos de este tipo en un sector tan sensible al ciudadano como es la sanidad?
La humanización de los espacios sanitarios ha sido una constante recurrente del proyecto asistencial.
Ha habido un compromiso constante de intentar cambiar el tratamiento proyectual, tanto de fachadas como de interiores, de un sector tradicionalmente tratado con materiales fríos.
Históricamente, se ha relacionado la higiene y la septicidad de este sector con materiales austeros.
Los materiales del mundo sanitario pueden también ser agradables, cálidos, luminosos o llenos de color en los hospitales pediátricos.
Todos estos conceptos están presentes en la reciente obra del Hospital Infantil Sant Joan de Déu.

mosaicollong¿En qué proyectos estáis trabajando actualmente en el despacho?
En estos momentos estamos trabajando en un proyecto de gran importancia que es la remodelación y ampliación del Hospital Infantil Sant Jon de Déu en Esplugues del Llobregat (Barcelona), en la construcción de una clínica de hemodiálisis en Terrassa i en una vivienda unifamiliar en Menorca.

¿Qué oportunidades consideráis que tendrá la arquitectura a medio y largo plazo en nuestro país?
La administración tiene un amplio papel en el desarrollo de la buena arquitectura en nuestro país.
La recuperación de la construcción de nuevos edificios será un tema lento, pero será de gran importancia la conservación de nuestro patrimonio.
Uno de los futuros campos de la arquitectura, será la adaptación de edificios acabados y no en funcionamiento.
En su adaptación a la situación coyuntural actual, se encuentra la arquitectura de nuestro futuro más inmediato.
Auguramos un futuro esperanzador para una profesión imprescindible para esta nueva sociedad renovada post-crisis.

 fotonllong

Compagináis la actividad profesional con la investigación y la docencia. ¿Cuál creéis que debe ser el papel hoy en día del arquitecto?
La figura del arquitecto siempre ha existido y existirá, pues desde los inicios de la civilización el papel del arquitecto ha desempeñado una función de orden, tanto en las ciudades como en las pequeñas construcciones.
El arquitecto tiene una particularidad muy importante, de la que carecen otras profesiones del sector, sin querer menospreciarlas. La visión global del conjunto en el momento de proyectar, abordando los distintos problemas que pueda plantear un proyecto desde sus inicios, aglutinando temas de construcción, de estructuras, de materiales, de sostenibilidad, o incluso de instalaciones.
Asimismo, durante la fase de dirección de obra, es el arquitecto el que debe preservar la calidad de la obra sin desmerecer la idea del proyecto y conseguir que ésta, a pesar de los cambios constantes durante la misma no desvirtúe su calidad ni su esencia, manteniendo el presupuesto controlado.
Las escuelas de arquitectura tienen un papel importantísimo en la creación de arquitectos que cada vez  estén más implicados con la ciudadanía, dado que ellos son los que van a valorar y a disfrutar de la buena arquitectura, tanto como usuarios directos o indirectos. El arquitecto debe estar cada vez más relacionado e implicado con la sociedad, factor que ha escaseado en exceso durante los últimos años.