01

Los arquitectos por la ETSAUN Aitzpea Lazkano y Carlos Abadias en 2002 fundan isuuru arquitectos al frente del cual han obtenido reconocimientos de la Fundación Próxima de la Caja de Arquitectos, del Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón y del Vasco-Navarro y del FAD.

Destaca su producción en el ámbito delas viviendas unifamiliares, proyectos hoteleros, espacios públicos y proyectos  cuturales, entre otros.  También han sabido colaborar junto a otros arquitectos, despachos y profesionales para ampliar experiencias y poder dar el salto a otros tra bajos tanto nacionales como internacionales.

 

“Sencillez, optimismo, libertad y energía son las cualidades que más apreciamos”

 

¿Por qué decidisteis dedicaros a la arquitectura?
Cuando empiezas a estudiar no sabes muy bien qué es la arquitectura, entras en la escuela porque tienes ciertas habilidades técnicas y una inquietud creativa. Sin embargo, poco a poco descubres que se trata una carrera humanista: de conocimiento del hombre y del medio, creativa: que trata de buscar nuevas soluciones para nuevos problemas o los problemas de siempre, y vocacional: se convierte en una manera de analizar, de ver el mundo.

¿Qué os influyó más en vuestra etapa como estudiantes en la ETSAUN de Pamplona?
Para nosotros fue muy importante la cercanía de los profesores y su dedicación, grandes profesores de proyectos como Javier Carvajal, recientemente fallecido. Profesores totalmente enamorados de la arquitectura y capaces de transmitir su vocación a los que hemos tenido la suerte de estudiar con ellos.
La misma importancia tuvo el contacto con el resto de compañeros de la carrera. En la escuela una gran parte de los trabajos se desarrollaban en grupo, esto hacía que existiese una relación muy estrecha entre nosotros. Echando la  vista atrás, estamos seguros de que hemos aprendido tanto de nuestros compañeros como de nuestros profesores.

02 03 04
Albergue Municipal en Uba (San Sebastián) Consolidación de las Ruinas de Santa Catalina de Badaya (Álava) Casa Mariposa (San Sebastián)

Desde el 2002 habéis realizado todo tipo de proyectos, desde viviendas unifamiliares en Chimillas y Senegüe (Huesca) (junto a Francisco Lacruz), el edificio Casaclub Hotel en la urbanización Las Margas Golf en Sabiñanigo (Huesca) (junto a Francisco Lacruz y Jose Luis Galán), la Plaza de Atarieder en Loiola (junto a Francisco Javier Eguiluz)o la Casa de Cultura e Instituto de DDHH en Aiete (Donostia), el albergue Uba House (Donostia) entre muchos otros. ¿Cómo valoráis estos primeros años de actividad? Los primeros años de vida profesional son muy importantes. En ellos se decide si de verdad estás dispuesto a hacer arquitectura y hasta dónde estás dispuesto a llegar.
Cuando es la primera vez que haces “algo por primera vez” debes ser capaz de asumir ese riesgo. Cuando ya has hecho muchas veces “algo por primera vez” te acostumbras a trabajar con la incertidumbre. La incertidumbre de cada proyecto no cambia, cambia la tranquilidad con la que la asumes, además, cada proyecto es siempre una nueva oportunidad para aprender.

¿Qué valores arquitectónicos comparten vuestros proyectos?
Trabajamos con una serie de valores – conceptos que podrían organizarse en tres niveles:
En el primer nivel: la sencillez en la disposición del programa, aspectos que tienen que ver con el orden, con el uso, la coherencia y la eficiencia de la arquitectura.
En el segundo nivel: los aspectos sensoriales, de percepción de la arquitectura.
En el tercer nivel, algunos conceptos que forman parte de la investigación del estudio: como el de llevar una idea al extremo, el de optar por la realidad como descubrimiento, la generación de relaciones extremas entre partes del programa, el estudio de variaciones tipológicas, el juego como ingrediente…

 

“La sociedad tiene dos retos por delante: la mejora de las condiciones sociales y de vida de la población y la necesidad de
 adoptar modos de vida sostenibles. La arquitectura debe contribuir con su conocimiento a la superación de ambos retos”

 

¿Qué os gustaría que transmitieran vuestros trabajos?
Sencillez, Optimismo, Libertad y Energía, son las cualidades que más apreciamos en la arquitectura que nos interesa.
Paralalelamente a vuestro despacho de isuuruarquitectos, en 2002 fundasteis caflarquitectura junto a Franscico Lacruz para planeamiento y desarrollo residencial a gran escala y en 2007 llsaarquitectos junto a Miriam Liskova y Michal Sulo para desarrollar proyectos en Europa del Este. ¿Para crecer como despacho habéis tenido siempre claro el camino de la colaboración?
En el 2002 fundamos la sociedad Cafl arquitectura junto con el arquitecto Francisco Lacruz y con el que hemos tenido la suerte de trabajar en planeamiento y desarrollos residenciales de gran escala.
En 2007 fundamos llsa arquitectos junto al estudio de arquitectos eslovacos Miriam Liskova y Michal Sulo, con ellos trabajamos para empresas españolas que tienen intereses en Europa del Este, principalmente Eslovaquia y República Checa. www.llsa.net
Desde el 2009 trabajamos junto con la paisajista Paola Sangalli en el desarrollo de proyectos de paisaje y de regeneración de espacios naturales. Y desde el 2012 hemos iniciado una línea de preparación de ofertas y concursos principalmente para el Sur de Francia junto con estudios de ingeniería franceses.
Si entendemos “crecer como despacho” con el significado de ampliar conocimiento y ampliar la experiencia profesional, efectivamente, este tipo de colaboraciones son fundamentales y nos han permitido acometer proyectos muy diferentes que no podríamos haber realizado de otra forma: intervenciones residenciales de gran escala, edificios públicos, proyectos de paisaje, viviendas unifamiliares…

05

¿Cómo veis la evolución de la arquitectura a corto y medio plazo?
Desde una perspectiva local, desde el 2006 vivimos un proceso de transformación continua de nuestra profesión: los cambios normativos que supuso la entrada en vigor del Código Técnico; la crisis de la burbuja inmobiliaria de 2007 que obligó al redimensionamiento de los despachos que, como nosotros, habíamos trabajado mucho en el sector residencial; la crisis de la administración pública que desde el 2010 ha provocado el derrumbe de la licitación de obra pública; y ahora con la más que previsible entrada en vigor de una Ley de Servicios Profesionales que va a poner la puntilla a nuestra profesión en España.
Desde una perspectiva más amplia vemos la profesión con más optimismo, la sociedad tiene dos retos por delante: la mejora de las condiciones  sociales y de vida de la población y la necesidad de adoptar modos de vida sostenibles. La arquitectura debe contribuir con su conocimiento en la superación de ambos retos.
 
¿En qué proyectos estáis trabajando actualmente?
En cuanto a proyectos en España, estamos terminando de construir la casa Mariposa, un proyecto de dos viviendas cuyas fotos se acompañan al reportaje.
En 2011  ganamos un concurso para realizar un Plan Director para el Jardín Botánico de Santa Catalina de Badaya en Álava (junto a Paola Sangalli, paisajista, y a Idoia San Sebastián, licenciada en turismo). Desde entonces hemos realizado varias intervenciones como la de la restauración de las ruinas del antiguo monasterio situado en el Jardín, y en la actualidad estamos redactando un proyecto de “Jardines Medievales” junto a Paola Sangalli.
Asimismo, desde el 2011 estamos trabajando en el campo de las auditorías energéticas y de la rehabilitación energética de edificios.
En cuanto a proyectos internacionales, continuamos con el trabajo de asesoramiento y proyectos que venimos realizando para empresas españolas que tienen intereses en Europa del Este y en el 2012 hemos iniciado una línea de preparación de ofertas y concursos principalmente para el Sur de Francia.

¿Qué intentáis ofrecer como arquitectos a una sociedad y economía en constante cambio?
Sencillez, Optimismo, Libertad y mucha Energía.

 

 

Fotografías: Jesús Martín Ruiz