01Cubus, Taller d’Arquitectura es un estudio situado en Barcelona. Formado por los arquitectos David Pou van den Bossche y Estel Ortega Vázquez, ambos licenciados en ETSAB (UPC), el trabajo del estudio combina los siguientes campos: Obra nueva, Rehabilitación, Museología y espacios efímeros, Museografía e investigación, Interiorismo, Concursos de arquitectura y Docencia.

 

 

“Cuando un proyecto tiene discurso, todas las soluciones que presenta adquieren un sentido, no son aleatorias”

 

¿Por qué decidísteis apostar por ser arquitectos?
David: debido a un interés desde pequeño por el dibujo y los juegos de construcción, convertido luego en pasión por crear y construir, en poder dejar una huella con la intención de mejorar, aunque sea tan solo un poco, este mundo.  
Estel: por el equilibrio perfecto entre arte plástica y técnica, entre forma y función, en una profesión creativa y a la vez práctica. “Arqui-tecton” significa “primero-obra”, el primer pensador de una obra, de un pensamiento a su materialización, poder pasar de un primer croquis a una construcción a escala humana.

¿Qué os influyó más en vuestra época de estudiantes en la  ETSAB (UPC) y qué hubieseis agradecido que os hubieran enseñado para facilitaros el desempeño profesional?
La confluencia de las diferentes disciplinas/asignaturas en un mismo objeto: el edificio. Sintetizar conocimientos sobre diseño, belleza, espacio, funcionalidad, construcción, instalaciones, estructura, urbanismo, etc para dar sentido a un mismo proyecto, en el que confluyen todas las artes y técnicas posibles.
Hubiese sido interesante ofrecer conocimientos más útiles para el desarrollo de la profesión en materia de empresa y de sostenibilidad en la arquitectura. Actualmente estamos vinculados a la universidad como docentes (Estel es profesora en la Etsab y en la Universidad Internacional de Cataluña) donde estos aspectos fundamentales de la profesión se afrontan con más realismo que hace unos años cuando eramos estudiantes.

02 03
Reforma integral de un local para adecuarlo a una Óptica en Olot
Casa T: Vivienda unifamiliar en Mas Nou, Platja d’Aro (Girona)

¿Cómo surge Cubus, Taller d’Arquitectura?
De una buena amistad y de una creciente pasión por la arquitectura, con ganas de trabajar en equipo para desarrollar proyectos y realizar sueños. La inicitiva de crear nuestro propio estudio surgió y creció rápidamente poco después de terminar nuestros respectivos proyectos final de carrera y después de un cierto tiempo de rodaje en despachos consolidados de Barcelona.

¿Qué valores añadidos intentáis ofrecer en vuestros proyectos?
Creemos en el concepto para dar carácter a nuestros proyectos. Todo proyecto debe tener un sentido respecto al lugar, a su uso, a su forma, a sus materiales, a su coste, etc
Algunos proyectos buscan integrarse para mejorar el entorno, otros generar un objeto bello que ordene el entorno, otros crear una atmósfera conforme a su funcionalidad, … cada proyecto se trata con pasión y de una forma particular, desde el detalle a su configuración general, cuidando el conjunto de una manera transversal. Cuando un proyecto tiene un discurso, todas las soluciones que presenta a distintas escalas muestran dicho discurso, adquieren un sentido, no son aleatorias.
¿Qué discurso en común encontraríamos en vuestros trabajos realizados?
Dentro de la singularidad de cada proyecto existen valores esenciales: la relación con el entorno, el valor del espacio exterior y interior pasando por el espacio intermedio o transición de lo público a lo íntimo, el tratamiento y respeto de los materiales de construcción en su esencia, la innovación para hacer de cada proyecto un diseño único para el cliente. No se impone un estilo, sino un método de trabajo que lleve a un resultado final.

 

“Creemos en el concepto para dar carácter a nuestros proyectos. Todo proyecto debe tener un sentido respecto al lugar, a su uso, a su forma, a sus materiales, a su coste.”

 

En el ámbito residencial tenéis proyectos como la rehabilitación de La Pallissa en Calonge, las viviendas En Joanet de Arbúcies, o las casas de Ferreries 16 en Jafre, casa Mosaico en Palamós y Casa T en Masnou, entre otros. ¿Cómo incorporáis los cambios de la sociedad a la hora de habitar en vuestros proyectos arquitectónicos?
Aquí se debe distinguir entre un proyecto a medida para un usuario concreto y un proyecto adaptable para un usuario indefinido propio de una promoción. En cualquier caso, valoramos el espacio entendido en m3 (y no en m2) y la adecuación de la intimidad del usuario con su entorno en beneficio de la versatilidad, confort, calidez y tecnología de la vivienda. La sociedad ha cambiado, el concepto de familia es ahora múltiple, los cambios son constantes, y las viviendas deben poder adaptarse a estos cambios, ser atemporales en su diseño y ser adaptables a estas mutaciones en cuanto a su función.

Uno de vuestros ámbitos de trabajo es la museografía, museología y los espacios efímeros con importantes proyectos para el COAC, Roca, los 150 años del Plan Cerdà o los Mies van der Rohe. ¿Qué os aportan este tipo de proyectos y qué retos representan?
Los proyectos temporales se tratan del mismo modo que uno permanente en cuanto al concepto del diseño, pero requieren de un trato geométrico y del detalle para ensalzar el material expuesto que acerca la arquitectura a otras disciplinas como la escultura o la pintura. El brain storming durante los proyectos efímeros suele abrir paso a nuevas formas de plantear y resolver una necesidad arquitectónica. Deben resolver necesidades inmediatas para un espacio y un programa concreto, pero deben presentar un también un concepto para generar una atmósfera ante el visitante.

05

En el despacho no descuidáis los proyectos de identidad corporativa e interiorismo –como una óptica en Olot o una academia de inglés-. ¿Consideráis que este puede ser uno de los ámbitos que aporte más trabajo a los jóvenes despachos catalanes?
La sociedad se organiza mediante empresas en constante transformación, llenas de iniciativas y necesidades de todo tipo. La comunicación constante con los emprendedores de una empresa nos enseña que debemos estar con la mente abierta para interpretar sus ideas respecto a su negocio, exprimiendo al máximo sus posibilidades e intenciones. Sin duda es una buena salida profesional que requiere de una buena organización interna.

¿En qué proyectos estáis trabajando actualmente?
Debido a la crisis económica los proyectos residenciales se han reducido sobretodo a reforma y rehabilitación de viviendas, ya que la obra nueva a caído por exceso de coste y por exceso de construcción, pero los proyectos expositivos y corporativos siguen en constante evolución y expansión al exterior, lo que nos ha llevado al diseño y montaje en ciudades como Lisboa o Shanghai, modificando los hábitos de trabajo tradicionales. Mediante las nuevas tecnologías es posible trabajar cerca de un cliente o un carpintero en cualquier lugar del mundo. La globalización ha abierto las puertas al exterior, no solamente se puede trabajar de una forma local, sobretodo en proyectos de tipo corporativo.  

¿Hacia dónde consideráis que se dirige hoy en día la arquitectura?
La arquitectura no puede ser entendida solamente como construcción de grandes edificios. Dado que el arquitecto es capaz de pensar, diseñar y construir proyectos de distinta escala, desde el urbanismo hasta el mobiliario, las posibilidades son múltiples. Este abanico arquitectónico y la constante mutación de la sociedad ofrecen posibilidades para realizar proyectos, sin tamaño ni ámbito definido. En griego clásico la palabra “crisis” significa “cambio”, de modo que la tan afectada arquitectura debe dirigirse hacia esta nueva adaptabilidad provocando cambios, así como deben hacerlo tantas otras disciplinas.

Fotografías: Nani Pujol