01

El despacho barcelonés Corada Figueras Arquitectes -liderado por Virginia Figueras y Franco Corada- ha estado presente en proyectos tan destacados del sector hotelero como el Hotel ME junto a Dominique Perrault en Barcelona, el Hotel de Las Letras o el Hotel Bauzá en Madrid.

Así como también ha intervenido en otros sectores como Barcelona Activa en el Convent de Sant Agustí, el edificio de 88 viviendas UA9 en Barcelona, la rehabilitación integral para las oficinas de Habitat, cinco edificios con más de 300 viviendas en Rambla Poblenou-Diagonal, o los juzgados de  Tremp (Lleida), entre otros proyectos.

 

“Ofrecemos lugares en los que se conjugan el orden y la claridad con la sensación de bienestar”

 

¿Qué os llevó a querer dedicaros a la arquitectura?
Lo que nos decidió a dedicarnos a la arquitectura fue el convencimiento de que es una profesión que une la creatividad con la rigurosidad y de que a través de ella podemos influir en mejorar la calidad de vida de la gente.

¿Cómo se unieron vuestros caminos y surgió Corada Figueras Arquitectura?
Nos conocimos trabajando en proyectos compartidos cuando Franco era estudiante de Erasmus y Virginia ya tenía su propio despacho de arquitectura. Una visión parecida del mundo de la arquitectura y de los valores humanos nos impulsó a asociarnos y a crear nuestra empresa en común.

 

02 03
Arquitectura interior y diseño de mobiliario en el Hotel ME Barcelona
Restaurante Al Trapo en el Hotel de Las Letras en Madrid 

¿Qué caracteriza vuestro despacho?
Nuestro despacho es pequeño pero muy activo y ofrece un seguimiento muy personalizado y comprometido de los proyectos que se nos encargan.
También tiene la peculiaridad de ser versátil y abarcar todo tipo de proyectos.

¿Qué valores arquitectónicos consideráis que se pueden encontrar en vuestros diferentes trabajos pese a las distintas tipologías, escalas y épocas?
El estudio riguroso y creativo de los espacios que nos permite ofrecer vivencias de los lugares en las que se conjugan el orden y la claridad con la sensación de bienestar tanto física como psicológica.

 

“Nuestra intención es que los usuarios de los hoteles que nosotros hemos diseñado tengan una sensación de comodidad y a la vez de serenidad y de claridad en el espacio.”

 

En el sector hotelero, habéis desarrollado proyectos emblemáticos como por ejemplo la reforma del Hotel de Las Letras en Madrid o el icónico Hotel MELIÁ SKY en Barcelona junto a Dominique Perrault. ¿Cuáles son las claves que la arquitectura puede aportar para lograr hoteles que funcionen y sean reconobiles, como son los dos casos anteriores?
Ante todo un desarrollo de los proyectos exhaustivo que incluye desde la macro escala hasta el más pequeño detalle. Una búsqueda constante y pormenorizada de  harmonía, y que fluya desde los espacios más grandes hasta los temas más pequeños teniendo siempre muy en cuenta la escala humana.

¿Qué os gustaría que experimentaran los usuarios de los hoteles que habéis desarrollado?
Nuestra intención es que los usuarios de los hoteles que nosotros hemos diseñado tengan una sensación de comodidad y a la vez de serenidad y de claridad en el espacio.

05

También habéis ejecutado proyectos residenciales tanto de rehabilitación y reforma como de nueva construcción como el característico edificio de viviendas en el Poblenou UA9V, por citar uno.
¿Qué innovaciones requiere el sector residencial para ofrecer viviendas adaptadas a una sociedad tan cambiante como la actual?
Primero y no sólo en el ámbito residencial hay que apostar decididamente por proyectos sostenibles. En esta dirección la flexibilidad espacial y la industrialización del proceso constructivo pueden ser herramientas muy útiles.

¿En qué proyectos estáis trabajando actualmente?
Un proyecto de reforma y rehabilitación integral de un pequeño edificio en el centro de Barcelona. Un plan urbanístico de mejora urbana en la Zona Franca de Barcelona. Un proyecto para un edificio de viviendas en Hospitalet.

¿Qué papel consideráis que tendrá el arquitecto en la sociedad en el futuro?
Para ser más incisivos sobre el futuro,  primero creemos que el arquitecto tendrá que redefinirse. En este momento y de forma parecida a otras disciplinas, parece que el camino hacia el arquitecto hiperespecializado sea inevitable. En cambio, nosotros  creemos que cada vez  más tenemos que mantener y reforzar la multidisciplinariedad de nuestros conocimientos para así poder incidir con más determinación con nuestros proyectos en la mejora de la calidad de vida de la gente.